Luna llena el 22 en Cáncer
Dicen que soy héroe, yo débil, tímido, casi insignificante; si siendo como soy hice lo que hice, imagínense lo que pueden hacer todos ustedes juntos
MAHATMA GANDHI
Ss. Modesto de Jerusalén, ob. Judicael, mj. Bega, fdra. Sturmo de Fulda; Viviana, abs. Cristóbal de Collesano, mj. Juan de Mata; José Manyanet, pbs. y fdrs.
Misa: De Feria de Adviento (3.ª sem.)
EDIFICIO ECOLÓGICO

El Palazzo Italia es el primer edificio que «se come» la contaminación. Un avance tecnológico que puede hacer el aire de nuestras ciudades más limpio y respirable. Su arquitecto es Michele Molè.

El llamado «esmog» o «smog» ya está asociado con las grandes ciudades de todo el mundo. Es la contaminación que se queda estancada en el aire y que se ve como si fuera una especie de niebla. En grandes ciudades como Pekín o Madrid la sufren a menudo.

Como solución para dejar de contaminar, a menudo se prohíbe la circulación de vehículos contaminantes en el centro de las ciudades. Pero Milán ha ido más allá, hasta conseguir atrapar la contaminación y limpiar el aire.

Y lo ha conseguido con un edificio: el Palazzo Italia. Su fachada, construida con un material que mezcla cemento y dióxido de titanio, al entrar en contacto con la luz, captura los distintos compuestos de óxidos de nitrógeno del aire y los transforma en un tipo de sal que queda aislada en la superficie. Cuando llueve, la sal se disuelve y la fachada se limpia.

Este material ya lo están usando otros estudios de arquitectura y se espera que en los próximos años su uso sea una norma.