Cuarto creciente el 28 en Acuario
Aquel que tiene fe no está nunca solo.
Thomas Carlyle
Ss. Antonio M.ª Claret ob. y fdr.; Luis Guanella fdr.; Audacto, Jenaro pbs.; Séptimo, Fortunato, Aretas, Poncia, Petronila, Soterico, Valentín mrs.; Proclo, Bernardo, Calvo, Evergislo, Félix, Rafael Guízar obs.; Martín ab.; Nicéforo mj.
Misa: De Feria del T.O. (29.ª sem.) o de S. Antonio María Claret
El valor de una firma

Vi el vídeo de Amnistía Internacional El valor de una firma... No había palabras, solo música. Escenas de situaciones injustas pasaban delante de mis ojos. Escenas protagonizadas por dibujos, algo que en vez de aliviarme remarcaba más fuertemente que quienes sufren son personas… Escenas que finalmente se resolvían porque una firma cobraba vida y ayudaba a esas personas a salir adelante…

Ciertamente, un vídeo sencillo, transparente, crudo, como la vida de mucha gente que a veces no es más que un dato de estadísticas vacías: «Cada x segundos muere un niño de hambre», «Hay x personas secuestradas en el mundo sin causa justificada», «En la guerra x murieron x inocentes»... ¡No son números! ¡Son personas!

El vídeo se desarrollaba alrededor de las firmas, porque es una herramienta fundamental para esta organización y otras. En este mundo, a pesar de que estamos dejando de ser personas para ser un número, una cuenta, un código, nuestra firma sí puede ser tremendamente poderosa para presionar a instituciones y gobernantes para que cumplan con los derechos humanos.

Miguel García Echebarría