La Anunciación del Señor
Ss. Dula; Quirino; Matrona; Margarita Clitherow, mrs. Mona de Milán, ob. Hermelando, ab. Nicodemo; Procopio, ers. Lucía Filippini; M.ª Alfonsina Danil, vs.
Misa: De la Anunciación del Señor (Sol.)
Jornada Pro-Vida
La Anunciación
del Señor

Esta fiesta celebra la respuesta sencilla y valiente de María a la propuesta que le hace el Padre de ser madre de su Hijo (Evangelio: Lucas 1, 26-38). María dice que sí, a pesar de los inconvenientes que tal propuesta lleva consigo, pues está prometida a José.

«Hágase en mí según tu palabra» es su respuesta. Y se dispone a realizar lo que está en sus manos: «He aquí la servidora del Señor». Y de inmediato sale hacia los montes de Judea para ayudar a su prima Isabel, ya que el ángel le había informado que también ella estaba embarazada.

La carta a los Hebreos entiende muy bien el enorme cambio que significa Jesús para todos: desaparece el mundo de los sacrificios sangrientos en el templo, porque el gran sacrificio, el mejor, incluso el único, es hacer la voluntad de Dios (2.ª lectura: Hebreos 10, 4-10).

Y todo esto ya lo había anunciado hacía tiempo Isaías, según nos cuenta la 1.ª lectura (Isaías 7, 10-14): «Mirad: la virgen está encinta y da a luz un hijo, y le pondrá por nombre Emmanuel, que significa Dios-con-nosotros».

Jesús es esta gran señal. En Él vemos la presencia salvadora de «Dios con nosotros».