Luna nueva el 2 en Cáncer
Los derechos humanos son sus derechos. Tómenlos. Defiéndanlos. Promuévanlos. Entiéndanlos e insistan en ellos. Nútranlos y enriquézcanlos... Son lo mejor de nosotros. Denles vida.
KOFI ANNAN
Ss. Pelagio o Pelayo, mr. Vigilio; Deodato; Radulfo; Antelmo, obs. Majencio, ab. David, er. Salvio (ob.) y cc.; José Ma Taishun; José M.ª Robles (pb.), mrs. Josemaría Escrivá de Balaguer, pb. y fdr.
Misa: De Feria del T.O. (12.ª sem.)
o de S. Pelayo
Ante una ola de calor

Cuando los termómetros marcan altas temperaturas por el calor, los medicamentos, si se utilizan correctamente, no deberían generar problemas de salud. Sin embargo, en función de su mecanismo de acción, determinados fármacos pueden alterar la adaptación del organismo a tales temperaturas, lo que, unido a factores de riesgo como la edad, las patologías crónicas o un uso inadecuado, puede incrementar los efectos negativos.

He aquí cinco medicamentos con cuya administración debemos tener cuidado cuando llegue una ola de calor:

• Los fármacos diuréticos: pueden provocar una mayor pérdida de líquidos.

• Los tranquilizantes y depresivos: pueden impedir la pérdida de calor del organismo.

• Los medicamentos hipertensivos: bajan la presión arterial y agravan los efectos del calor.

• Es importante evitar la toma de antiinflamatorios no esteroideos (AINE), como el ibuprofeno: pueden perjudicar al riñón en caso de deshidratación.

• En caso de fiebre, conviene evitar la toma de paracetamol, debido a su ineficiencia para tratar la insolación.

Fuente: Revista Consejos de tu farmacéutico