Cuarto menguante el 8 en Virgo
La felicidad comienza con la desposesión de uno y con la comunión con el todo.
ROGER Garaudy
Ss. Edmundo Campion*, Roberto Southwell* (pbs.) y cc.: mrs. Nahún: pft. Castriciano; Leoncio de Fréjus; Domnolo; Agerico; Eloy: obs. Florencia: v. Bto. Carlos de Foucauld.
Misa: De Feria de Adviento (1.ª sem.)
SJ: De los Stos. Edmundo Campion y cc. (MO)
Lo que nos sobra

Según los especialistas, algunas partes del cuerpo han dejado de ser funcionales y, por tanto, podríamos decir que nos sobran:

Las muelas del juicio, por ejemplo, ya no se necesitan para los alimentos que ingerimos.

Músculos extrínsecos del pabellón auricular. Son aquellos que permiten a algunas personas mover las orejas.

Vello corporal. Las cejas evitan que el sudor caiga en los ojos; las pestañas, que entren pequeños fragmentos e insectos en los ojos y el cabello protege la cabeza del frío y el calor, pero, aparentemente, el resto del pelo del cuerpo humano no tiene ninguna función.

Costillas del cuello. Conjunto de costillas cervicales, posiblemente restos de la edad de los reptiles. Solo tiene el 1% de la población.

Punto de Darwin (o tubérculo). Un pequeño punto de piel plegada hacia la parte superior de cada oreja. Pocas personas lo tienen.

Músculo subclavio. Está situado debajo del hombro, y va desde la primera costilla hasta la clavícula. Útil para caminar a cuatro patas.

Músculo palmar. Un músculo largo y estrecho que va desde el codo hasta la muñeca y que no tienen el 11% de los humanos modernos.