Cuarto creciente el 20 en Virgo
Siempre hacía cosas de las que no estaba preparada para hacer. Creo que así es como creces.
MARISSA MAYER
Ss. Marcos y Marceliano; Leoncio; Ciríaco y Paula, mrs. Amando; Gregorio Barbarigo, obs. Calógero, er. Isabel de Schönau, v.
Misa: De Feria del T.O. (11.ª sem.)
LA BELLEZA DEL COMER

El profesor Chiang Shing ha escrito un libro sobre la belleza del comer. Para apreciarla se necesita mucha atención, pues se manifiesta cuando el aroma, color y gusto nos trasladan a espacios y momentos íntimos y queridos. No cocinamos simplemente comidas, sino también vida y mesa compartida. Y lo hacemos con el corazón. Por eso es importante darse tiempo para percibir la belleza de las viandas, para degustarlas detenidamente. Chiang Shing piensa que muchas personas no perciben ninguna belleza al comer, pues su corazón está lleno de problemas y preocupaciones.

Si somos conscientes al comer, percibimos que también en nuestra vida diaria y a lo largo de toda nuestra existencia nos encontramos con los diferentes tipos de sabor.

Reconocemos el sabor ácido o el gusto amargo de la vida cuando un dolor nos amarga. Pero también conocemos la dulzura. Decimos de una persona a la que queremos que es dulce.

Pero la belleza del comer se refiere no solo a lo dulce, sino también a lo salado, lo amargo y lo ácido. Todo se vuelve bello cuando se gusta cuidadosamente y con todos los sentidos.